23.7.09

Otoño


.

"En la cuidad de la histeria dejando miseria va la vanidad, con su vestido de fiesta le pide a la banda que empiece a tocar."

.

Cuando da la vuelta ve dentro de un cesto una flor a punto de brotar, se ve embebida en la gloria que, escondida, engatusa a las victimas que a sus raíces caen. Con sumo cuidado la recoge dispuesta a llevársela a su hogar, cuando aparece un viajero en busca de posada que ella lleva diligentemente al hotel donde trabaja. Ya allí lo deja instalado, y antes de poderse ir el hombre la detiene y le arrebata la extraña mata de las manos. Luego de una larga disputa los pétalos empiezan a salir de su claustro para apoderarse del rostro de la chica…

…ella sólo siente como la oscuridad la atrapa y la deja sumergida en un espejo que únicamente refleja los pasos del, ahora, desesperado viajero.

Nunca llegó a entender que era lo que él tanto anhelaba encontrar, conquistaba varios sueños pero con ninguno demostró el entusiasmo del descubrimiento. Las culturas y paisajes que dejaba bajo sus pasos quedaban ensombrecidos por un ideal inalcanzable en la mente del viajero. Ella se sentía impotente al no poder ayudarlo, pero una asfixiante paz que le llegaba de algún punto cercano nunca la dejó llegar a desesperarse en su encierro. Hasta que, un día, vio brillar las pupilas de su caminante…

Ya cansada por los años que habían pasado el alma marchita de Helena no pudo encontrar imagen más bella que la que acababa de presenciar y, satisfecha, dejó que el viento la tomara y la llevara consigo.

…pero no contaba con aquel contacto que la iba a sacar de su reclusión. Apenas el anciano, que en su vida presenció infinidad de maravillas, vio que la flor otoñal empezaba a deshacerse de sus pétalos sintió nostalgia por la compañía inmensa compañía que le brindó durante años. De pronto deseó quedarse con uno de ellos, un sueño que nunca se atrevió a recordar hasta que apareció, de nuevo ante sus ojos… Era la misma chica, aquella que intentó acunar una flor maldita…

Una flor cuyos pétalos eran una condena eterna…


.

3 comentarios:

KI dijo...

La flor de a condena, maldita pero eterna...

Luxuria dijo...

Hola Kaho!!muchas gracias por comentar en mi blog^^Siento tardar en responder, ya volví. Me encantan tus escritos. Tienen un nosequé que les hace especiales.

Bueno, espero que por allá todo bien. Muchos besos

Nos leemos :D

Nay Tiyi dijo...

La verdad que la secundaria me esta cansando. Pero bueno, este año termino y me ya empiezo la universidad.
Estuvimos a full con algunas entregas pero espero ya se calmo un poco la cosa.
Vos como estas?? Que tal tus cosas? Cuidate mucho!! ^^
Besos. Tk.
Nay