29.10.08

Zapato Viejo

Hola!
Hoy les traigo una historia que a mi me parece algo rara (lo siento, ya conoces mi opinión) pero bella... la escribió un amigo mío y me pidió que la publicara... así que vuelvo a hacer de hada madrina trayéndoselas en exclusiva.


Hace mas o menos cuatro años estoy botado en esta esquina, poco me ha costado. Sí, he estado algo solo pero al menos no he sido maltratado. Las personas pasan y ni se dan cuenta de mi existencia, eso está bien… la naturaleza se ha encargado de lavarme mas frecuentemente que si estuviera en un armario. Estoy bien. Pero, siento que hoy todo cambiará, cuatro años de quietud que se acabarán hoy… a la vida le hace falta acción, la cuestión es ¿quién se la dará?

Sólo se que es hoy. La gente va y viene y, como siempre, yo los observo pasar desde la sombra, poco tiempo bastó para darme cuenta que analizarlos era un perdida de tiempo, la rutina los controla. Pero sé que hoy todo cambiará. ¡Me encanta! Al menos voy a estar bien presentado, ella siempre me ha caído muy bien porque siente conmigo y también sabe que hoy es el día… ¡gracias por ese baño! Ahora estoy listo, no tardé mucho en secarme. Ya está oscureciendo, tengo los nervios a flor de piel, pero sé que hoy es el día y que va a llegar esa persona que me va a devolver a la vida… es raro porque estoy solo, mi compañero desapareció mucho antes de ser yo desechado en esta esquina, pero llegará.

Alguien se acerca. No puedo emocionarme porque lo notará, además puede venir sólo a desechar cosas que le resultan inservibles. Estaba en lo cierto, vuelvo a estar rodeado de plumas, pedazos de madera y restos de comida. No importa, a muchos de ellos les espera un mejor trato en el olvido. Veo algo, oh! Es otro zapato… al parecer es mas formal que yo, en sus inicios debió ser de cuero pero se le sigue notando un elegante diseño, y sólo es una talla mayor que yo. “Vuelve” oigo gritar a lo lejos, a esta hora no suele sonar más que música y voces rudas y algo lentas; pero esta es una voz hermosa, poco se pueden apreciar los sonidos de día cuando se entremezclan unos con otros en la atareada calle. “No, espera, vuelve” era la misma voz, de pronto se oyó un tintineo. Una sombra densa recogió a mi compañero del suelo, lo miró con emoción y luego se puso a buscar algo dentro de la pila de basura que tenía en frente mientras su expresión cambiaba a desconcierto.

“¿Qué buscas?” dijo la voz. Su propietaria se acercó, al parecer algo brillante sobresalía de un bolsillo de su pantalón y una luz cegadora me atrapó. Apenas pude sentir de nuevo el tintineo y una mano que me alzaba delicadamente. “Has encontrado un nuevo par de zapatos” mencionó con aprobación, ahí ya empezaba a aclarase mi vista y vi a quien me alzaba, la niña no debía tener más de 4 años y tenía una sonrisa radiante bajo la capa de mugre que llevaba en su rostro… pese a todo seguía viéndose hermosa. “Vamos, tenemos que encontrar dónde dormir hoy” volteé a mirar, aquella voz provenía de una señora alta, con apariencia desgastada y un poco descuidada… con la poca luz del ambiente se resaltaban esos bellos rasgos característicos de toda mujer buena, y su expresión no hacía más que embellecer lo imposible… un amor desorbitante rebosaba de sus ojos.

La niña del tintineo nos unió a mi nuevo compañero y a mí, bueno lucíamos del mismo color así que podríamos enorgullecernos de andar juntos en los pies de esa campanilla que le había devuelto la luz a nuestros días.

Pasaron la noche a dos esquinas de lo que había sido “mi territorio” y por la mañana la policía madrugó a sacarlas de allí a palo, entonces salimos nos vimos obligados a abandonarla. La niña nos atesoraba entre sus brazos, no iba a dejar que nada nos pasara. Llegó un momento en el que pasamos sobre un río, vaya suciedad que ha acumulado en estos últimos cuatro años! Ya estábamos por terminar de pasar por el puente cuando sonó un ruido de bocinas, todo fue muy rápido. La mujer haló a la niña para evitar que el carruaje pasara sobre ella pero me resbalé de sus manos y el carruaje pasó sobre mí. ¡Ay mi sombra! ¡Ay mi esquina! Con los secos movimientos de las llantas contra la acera fui resbalándome poco a poco hasta llegar al borde de la vía, alcancé a oír como la fuente del tintineo producía un sonido de sufrimiento, desafinado y estridente. Eso me rompió el corazón, segundos antes de caer en la contaminada y ácida agua que me consumió sin prisa.



Dámaso


8 comentarios:

Nay Tiyi dijo...

Me gusto =)

Siempre me resulto interesante el darle a los obsjetos inanimados un papel de narrador, dándoles el lugar de poder contar sus propias historias.

Desde chiquita pensaba cuántas historias podría contar algún objet d emi cuato, un poste de luz de la calle, un banco de escuela... la espada de Alejandro Magno, la serpiente que mato a Cleopatra...

Sí, soy una soñadora.

Lo prometido es deuda, ya está posteado =)

Un beso enorme Kaho

Tk ^^

Nay

Lore_Cullen dijo...

Hola!!... Kaho lamento venir a comentar siempre tarde.. XDD..pero bueno lo importante es q estoy aqui tarde pero seguro...

Con respecto a la pregunta q me hiciste la identidad de la madre sigue siendo un misterio! para mi, pero digamos q la podria tomar como la vida misma, cada persona esta en el mundo para simbolizar algo q muchas veces ignora.. existe un ser humano que sea capaz de aclarar quien es?...y a que corresponden sus actos y pensamientos?...

Tambien tengo la idea que podria ser Dios...no tenemos una vision clara de el... y si somos un espejo... el puede ver mas alla de nuestra alma el infinito de nuestros corazones...

Ahhhh!!... me siento chiquita al no darle una buena interpretacion... no lo se?...

Con repecto al cuento es tan cierto q las cosas materiales pierden valor cuanto estan viejas o ya no nos gustan...q pasaria si todas ellas tomaran vida y se revelaran?...jaja... en fin es interesante...

Nos hablamos Kaho!!. Un beso..
Lore...*.*

Anónimo dijo...

Me gusto!

No siempre el punto de vista tiene que ser de alguien humano, es chevere concocer diferentes "aspectos", más de un zapato xD

Un abrazo Kaho!

Neferet dijo...

Muy inteeresante. Gracias por pasarte por mi blog, me alegro de que te gustara, poca gente sabe que me gusta escribir... pero lo sigo haciendo :D
Bueno un beso. Me pasare a menudo.

Alice Cullen dijo...

lindo!

estubo genial

eso me recuerda al a clase de apresiacion artistica, pusieron un zapato, un papel arrugado y empezaron una converzacion sin sentido y resulto comica!! eso re recordo!

em gusto mcuho!

tu amigo tiene talento!!

un beso kaho!!

Att: katy

Luxuria dijo...

No te había comentado sobre esta entrada.¡imperdonable!
Me ha encantado,dile a tu amigo que escribe genial!!No es sólo que esté muy bien escrito sino que la idea es también muy oroginal!!

bss y sigue así!!

Iris dijo...

me gusto mucho

siempre me pregunte qeu dirían los objetos si pudieran hablar ... supongo que un inodoro no diria cosas buenas pero en fín jaja ...

interesante y entretenido es el punto de vista de un zapato ... me gusto mucho =)

saludosss ^_^

Nay Tiyi dijo...

Kahooo
Me alegra muchisimo que te haya gustado mi ultimo post.
Quería hacer un espacio entre la parte 1 y 2 y cuando encontre ese escrito en los archivos de la compu me pareció el adecuado.
Y, aunque tiene partes muy tristes, el final es bastante optimista ^^

Todo anda bien??

Un beso enorme. Cuidate!!
Yo estoy en mi casa, con el ventilador vestido y derritiendome. 37º en promavera!! Voy a morir :(

Nay